Fiadoras.

En los relatos tradicionales, a la “moura fiadora” (moura hilandera) también se la llama

vieja, bruja o meiga y siempre hay riesgo para las personas que se crucen con ellas.

Suelen aparecerse en lugares de paso, sobre todo en puentes.

En el puente de Amorín, en Abadín (Lugo) se aparece de vez en cuando una mujer hilando.

Si el que pasa por allí no le hace caso ni tropieza con su rueca, no le pasa nada y le dice la moura:

– ¡De buena te has librado!

Pero si tropieza con ella, se lo lleva por el aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: